miércoles, 3 de julio de 2013

132 | Comportamientos seguros


Hola. La verdad es que estas últimas semanas no he hecho mucho caso a los consejos de mi amigo Andrés Pérez y he tenido el blog un poco abandonado. No es que no tuviera ideas que escribir, es que los proyectos afortunadamente hay veces que nos superan un poco, y nos obligan a no llegar a todo lo que nos gustaría. En todo caso, trataré de tener una mayor frecuencia en mis post.

Hoy me gustaría hablar sobre los comportamientos seguros, y lo difícil que resulta a veces concienciar a los trabajadores de que cumplan determinadas medidas de seguridad, y lo hagan además comprendiendo el sentido que tienen y que se ponen por ellos y no por un capricho.



Este fin de semana estaba viendo la carrera de formula 1 y me fijé especialmente en las paradas en boxes de los coches, y de como los mecánicos de las escuderías trabajan con equipos de protección personal. Cascos, guantes, monos (seguramente ignífugos), etc. Me preguntaba que diríamos cualquiera de nosotros frente al televisor si algunos de los mecánicos sale al cambio de ruedas sin guantes o sin casco. Y en mi opinión, la respuesta es que nos llamaría poderosamente la atención, y diríamos que como se le ocurre salir de esa manera, que si es que está loco.

Bien, ¿y por qué esto es así cuando lo vemos en la tele y no nos llama tanto la atención si lo vemos en un compañero/a de trabajo? Por qué los comportamientos seguros en el trabajo no es la norma. Es verdad que muchos trabajadores sufren a diario la falta de implantación de medidas preventivas por parte de las empresas en las que trabajan. Pero hay empresas que si se esfuerzan por conseguir lugares cada vez más seguros, y ahí, ¿como concienciar a los trabajadores de que su comportamiento es determinante?

Hace poco escuché decir a un directivo de una gran empresa española, que cuando el entró en la planta de fabricación (hace 30 años) nadie le explicó nada sobre prevención, y que toda su cultura preventiva se fue construyendo según han ido pasando los años. Me pareció interesante su reflexión, y me hizo pensar que es verdad, que no hace tanto tiempo que se ha comenzado a hablar de esto con cierta seriedad. ¡Que difícil es generar una cultura preventiva!.

En todo caso, la reflexión que planteo es que se pueden poner todas las medidas de seguridad del mundo, que si finalmente nuestro comportamiento no es seguro, es posible que no sirvan de mucho. Trasladándolo a un ejemplo, puedo viajar en el coche mas seguro del mercado por la autopista mas segura jamás construida, que si ese día decido ir a una velocidad no adecuada o beber alcohol, mi comportamiento sin ninguna será determinante en elevar las posibilidades de sufrir un accidente.

Gracias por las mas de 11.000 visitas a mi presentación sobre la integración de la prevención de riesgos laborales.

Esta semana me quedo con Daft Punk y su Get Lucky.

2 comentarios:

ergow dijo...

No hace falta meterse en los boxes, fíjate en la equipación de seguridad de un ciclista dominguero y la que se suele llevar en el trabajo. De esas diferencias también se puede aprender algo.

Curro Violero dijo...

Llevas toda la razón, es otro buen ejemplo! Gracias por el comentario.